Salsa de nueces

Salsa de nueces
  • Servicios: 4
  • Tiempo de preparación: 30 m
  • Tiempo de cocinado: 0 m
  • Listo en: 30 m
Loading...
(5 / 5)

Aquí os traigo una receta que, junto al pesto, representa plenamente la cocina de la Liguria. No es otra que la salsa de nueces, o “salsa di noci”, y como su nombre indica, se prepara a base de nueces, leche, aceite y parmigiano rallado. De esta receta existen muchas variantes, que os voy a explicar, pero como principal, os quiero enseñar la que he comido siempre y la que considero más “tradicional”.

Origen de la salsa de nueces

La cocina tradicional de la Liguria tiene diversas salsas, todas preparadas en mortero y caracterizadas por la presencia de ajo y aceite de oliva virgen extra, cuyos orígenes los encontramos desde 1200 hasta finales de 1800. Una de estas salsas y posiblemente la segunda más famosa de la región es la salsa de nueces, que se prepara siempre para acompañar a los pansotti, una de las más famosas pastas ligures.

En sus orígenes, la salsa de nueces se conocía como “agliata alle noci” o “agliata blanca” (ajada a las nueces o ajada blanca). Su origen lo encontramos en el comercio genovés con oriente, donde en Persia y los Balcanes se encontraba una salsa muy parecida.

Consejos de preparación

A la hora de machacar las nueces, hay que tener cuidado de no pasarse y hacer un polvo de nuez, una de las características de esta salsa es su textura, notando los pequeños trozos de nuez en cada bocado.

Como siempre, os cuento la manera tradicional de preparar la receta, pero si no os gusta el mortero o tenéis prisa, se puede preparar perfectamente con la batidora, basta con ir batiendo poco a poco conforme se añaden los ingredientes.

Salsa de nueces

En definitiva, la salsa de nueces es sencilla de preparar y nos da mucho juego, es ideal para acompañar a unos buenos tortellini, agnolotti o pansotti, pero también con pastas como los fusilli o los conchiglioni, que recogen la salsa y la podemos disfrutar en cada bocado.

Espero que os haya gustado y la preparéis, estaré encantada de escuchar vuestras opiniones 😀

Buon appetito!

Ingredientes

  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +

Info nutricional

Calorías
557.7
Proteínas
13.7
Hidratos
11.5
Grasas
49.9

Paso a paso

  • Preparar las nueces

    Para empezar, quitamos la cáscara a las nueces y las ponemos en un pequeño cazo con agua hirviendo, las dejamos cerca de dos minutos, las separamos del fuego y las escurrimos con ayuda de un colador.

  • Las dejamos secar sobre un trapo y con cuidado, quitamos la fina piel que las cubre y que deja un ligero sabor amargo a la salsa.

  • Ablandar el pan

    Llenamos medio vaso de leche y metemos la miga del pan, la dejamos ablandarse durante un par de minutos y después, la sacamos y la escurrimos bien con ayuda de un colador y una cuchara. Dejamos el exceso de leche en el vaso para más tarde.

  • Machacar los ingredientes

    En el mortero ponemos los piñones, el ajo y una poca de sal gorda, que ayuda a machacar todo. Removemos haciendo movimientos circulares hasta que tengamos una pasta de piñones.

  • Una vez las nueces están peladas, las vamos machacando poco a poco, hasta conseguir una textura homogénea en la que se vean los pequeños trozos, sin llegar a ser un polvo.

  • Añadimos el aceite, la miga de pan y mezclamos bien todo. Después, echamos la leche que ha sobrado poco a poco mientras removemos hasta conseguir la textura de una crema. Si vemos que empieza a ser muy líquida, paramos y dejamos el resto de la leche en el vaso.

  • Añadimos el parmigiano a la salsa y removemos de nuevo. Si vemos que queda demasiado espesa, añadimos el resto de la leche que nos ha sobrado en el paso anterior.

  • Ajustar la salsa

    Llegado a este punto, nuestra salsa de nueces está lista. Ahora podemos ajustar la textura a nuestro gusto. Si nos gusta líquida, sólo tenemos que añadir leche y remover. También podemos añadirle un poco de pimienta negra para darle un toque de fuerza.

Trucos y variantes

  • Si queremos una textura más cremosa, cuando añadimos la leche, ponemos también una cucharada de nata líquida.

  • Para dar un punto de sabor final, ponemos una pizca de pimienta negra molida.

  • Si os gusta el sabor amargo como a mí, podéis saltaros el paso de cocer las nueces, dejando la fina piel que las cubre y que le da este característico sabor a la salsa.

  • Si le queremos dar un toque aromático, podemos añadir una pizca de mejorana fresca cuando añadimos el parmigiano.

  • El color de la salsa depende del aceite, si nos gusta el sabor, podemos echar un poco más y la salsa será más amarilla, mientras que si utilizamos poco, será más blanca.

  • El ajo, aunque es básico en cada salsa ligur, podemos quitarlo si no nos gusta el sabor.

Amante de la cocina de mi país, y cocinera casera desde que tengo memoria. He aprendido de mi madre y mi abuela todos los secretos de la cocina italiana

Read More

Comentarios (3)

  • Gabriel

    Excelente receta. Lo único que le faltó fué la cantidad de huevos. Yo a esa cantidad le puse 3 huevos y me quedó bién.
    Muchas gracias. Saludos

  • Luis C

    Hola, me gusta mucho la forma en que lo explicas, y los detalles del origen de las recetas y demás. Para la carbonara, cuántos huevos hacen falta?
    Muchas gracias.

    • Mónica DC

      Hola Luis

      Yo para la pasta carbonara utilizo un huevo por persona. Le puedes quitar la clara y dejar sólo la yema para que sea más cremoso todavía!

      Me alegro mucho de que te haya gustado el blog, es un placer :D:D:D

Deja un comentario

- Shopping List
x

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies