Salsa amatriciana

Salsa amatriciana
  • Servicios: 4
  • Tiempo de preparación: 10 m
  • Tiempo de cocinado: 15 m
  • Listo en: 25 m
Loading...
(5 / 5)

La receta que hoy os traigo es un pequeño símbolo de Italia, la salsa amatriciana, una de las más tradicionales que podemos encontrar en la gastronomía italiana, y también una de las más sabrosas.

Como en todas las recetas tradicionales, existen muchas variantes, pero yo os voy a enseñar a prepararla de la forma tradicional, y más adelante os contaré cuáles son los cambios más conocidos, para que podáis probar cositas nuevas en cada plato.

Historia de la salsa amatriciana

La historia de la salsa amatriciana comienza en Amatrice, en la provincia de Rieti, Lazio. Esta receta inicialmente se conocía como “salsa griscia” y la historia cuenta que eran los pastores de la zona quienes se la preparaban y sólo utilizaban pasta blanca, guanciale y pecorino. Es en Amatrice donde se le añade el tomate y se le da este nombre, “Amatriciana”.

Los pastores de la zona llegaban hasta Roma para vender sus productos y era allí donde, gracias a los restauradores de la zona, se expandió la receta como un plato romano.

El primer testimonio escrito del uso de la salsa amatriciana se encuentra en el manual de cocina del chef romano Francesco Leonardi, che la sirvió a la corte del Papa Pio VII en 1816.

La salsa amatriciana ha llegado a ser tan famosa e importante en Amatrice, que incluso se celebra un día al año, el último fin de semana de agosto, la famosa “Sagra degli spaghetti all’Amatriciana”.

Pastas que utilizar

Esta salsa se emplea en los famosos “spaghetti all’amatriciana” y también se suelen utilizar maccheroni o penne rigate. Mi recomendación es utilizar unos spaghetti gruesos, los conocidos como “spaghettoni”, del número 7, porque cogen mejor la salsa y dan al plato un aspecto más completo.

Como siempre, espero que os haya gustado y no dudéis en preguntar si tenéis alguna duda!

Buon appetito!

 

Ingredientes

  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +

Info nutricional

Calorías
264
Proteínas
11.8
Hidratos
5.2
Grasas
20.7

Paso a paso

  • Preparar el sofrito

    Lo primero para preparar la salsa amatriciana es cortar la guindilla a tiras muy finas. Después, quitamos la piel dura del guanciale o la panceta y la cortamos a tiras no demasiado gruesas ni largas.

  • En una sartén antiadherente, añadimos un poco de aceite de oliva virgen extra y lo calentamos. Añadimos el guanciale y removemos, dejando que se sofría de forma uniforme, hasta que la grasa se vuelva transparente.

  • Añadimos el medio vaso de vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol, añadimos la guindilla, y cuando el vino se haya evaporado, lo apartamos del fuego y ponemos el guanciale en un bol, dejando el aceite en la sartén.

  • Preparar el tomate

    Para una textura perfecta, escaldamos los tomates durante dos minutos, con una cruz en la parte inferior y después, los pelamos y cortamos, quitando todas las pepitas del interior. Los troceamos muy finos y los añadimos a la sartén, dejando que absorban el caldo del guanciale.

  • Cocer la pasta

    Como siempre, en una cazuela con mucha agua salada añadimos la pasta que queramos preparar, en este caso he utilizado spaghettone. La dejamos cocer hasta que esté al dente y escurrimos.

  • Mezclar ingredientes

    Una vez el tomate se haya consumido y deje de ser líquido, añadimos la pasta y removemos bien, después, ponemos el guanciale y removemos de nuevo hasta que esté todo bien mezclado.

  • Una vez servidos los platos, rallamos el queso pecorino y la pimienta negra por encima y comemos caliente.

Trucos y variantes

  • En la salsa amatriciana encontramos varios cambios importantes, uno de ellos es el uso de cebolla durante el sofrito del guanciale. Esta es la forma en la que se prepara en Roma.

  • Otro cambio que podemos hacer es cambiar el guanciale por panceta, ya que el guanciale es más salado y si se sofríe demasiado, queda demasiado duro.

  • En esta receta, igual que sucede con los espaguetis carbonara, prefiero utilizar la panceta porque el guanciale me resulta más graso y salado, pero si queréis preparar la receta tradicional, tenéis que utilizar el guanciale, en su variedad de Amatrice, si tenéis acceso a él.

  • También el queso es un aspecto importante, el pecorino romano es más salado y picante que el pecorino amatriciano, que es más suave, de esta forma, no arruina el sabor del resto del plato. Si podéis, consultad con el charcutero para que os aconseje.

Amante de la cocina de mi país, y cocinera casera desde que tengo memoria. He aprendido de mi madre y mi abuela todos los secretos de la cocina italiana

Read More

Deja un comentario

- Shopping List
x

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies