Piadina romagnola

Piadina romagnola
  • Servicios: 2
  • Tiempo de preparación: 35 m
  • Tiempo de cocinado: 10 m
  • Listo en: 45 m
Loading...
(4 / 5)

La Emilia Romagna tiene una gastronomía maravillosa, pero entre todas sus recetas, mi favorita es, sin duda, la piadina romagnola. Un plato tan versátil como bueno, se puede preprar como almuerzo, merienda, aperitivo, primero… Además de tener un sinfín de combinaciones de ingredientes, y todas ellas riquísimas.

La piadina es más que el “pan plano” que puede parecer a simple vista. Es una sabrosa “bolsa” para un sinfín de combinaciones de ingredientes, así como un reflejo de la historia y la gente de Romaña, es sencilla, cercana y generosa, es tanto que se define como “la más romañola de las especialidades romañolas”.

Historia de la piadina romagnola

Para encontrar su origen hay que remontarse allá por 1200, en Italia se cocinaba una pasta de varias harinas cocidas sobre placas calientes. Después de que los romanos conquistasen Etruria, se adueñaron de muchas de sus recetas, entre ellas, la piadina, que se empezó a consumir también entre las clases más altas.

La piadina se comía con un relleno al gusto o simplemente como sustituto del pan. Se hizo rápidamente famosa dada su simplicidad y que era accesible por todo el mundo, además de su buen sabor.

En la edad media, debido al precio de los impuestos sobre el trigo, bajó el consumo de pan en favor del de la piadina romagnola, ya que se podía elaborar con otros tipos de harina. Y así fue hasta el renacimiento, donde, debido a que cada zona de Italia tenía su tipo de pan, perdió importancia y sólo la gente con poco dinero la consumía.

La piadina ha llegado a la época actual siendo un plato callejero en Romaña, cocinado por las mujeres italianas en una especie de quiosco con telas a rayas (seguro que los habéis visto en las películas). Dada su fama, se comenzó a industrializar y a expandirse hasta lo que conocemos ahora.

Piadina romagnola

Consejos de elaboración

Para preparar la piadina romagnola vamos a tener que mancharnos las manos, de la misma manera que se prepara el pan, por lo que si ya lo habéis preparado, casi sabréis preparar la piadina.

Tradicionalmente, la piadina se hace sobre una plancha de terracota llamda tagla (teja), pero como no creo que dispongáis de una (no os preocupéis, yo tampoco), la podemos hacer sobre una sartén antiadherente para evitar que se pegue la masa.

Hay un consejo que quiero daros para disfrutar de todo el sabor de la piadina, y es comerla caliente, en los tres minutos siguientes a sacarla de la sartén, ya que pasado este tiempo, se enfría y empieza a endurecerse por dentro.

Cómo rellenarla

La piadina romagnola se puede rellenar con infinidad de ingredientes; fiambres, verduras a la plancha, carnes, ensaladas, rúcula… Pero todas las combinaciones tienen un denominador común; el queso.

El queso que se utiliza en la piadina romagnola es el Squacquerone, un queso fresco y cremoso, utilizado sólo para untar en la piadina. Es un queso no muy típico en España, por lo que tendremos que buscar sitios especializados, como “El club del gourmet” de El Corte Inglés, o puestos italianos en los mercados.

Junto a este queso se puede añadir todo lo que queramos. Una combinación famosa es la de jamón y tomate, con hojas de rúcula, también podemos hacer como en la ensalada caprese, con tomate y albahaca

Otra combinación que me gusta mucho es la de queso y verduras a la plancha. Yo me la hago con calabacín, tomate y berenjena, todo pasado por la plancha con un poco de aceite.

Piadina romagnola

Como habéis podido ir viendo a lo largo de la receta, la piadina es muy versátil, se adapta a nuestros gustos y necesidades, a lo que tenemos en la nevera en cada momento… Es sin duda una pieza esencial en la cocina italiana, y por lo que he podido observar, bastante desconocida en España.

No dudéis en probarla, incluso añadiendo queso Philadelphia en lugar del squacquerone. Hacedla a vuestro gusto y veréis como repetís.

Buon appetito!

Ingredientes

  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +
  • Add to Shopping List +

Info nutricional

Calorías
275
Proteínas
9
Hidratos
56
Grasas
1.2

Paso a paso

  • Preparación de la masa

    Colocamos sobre la mesa la harina form. ando un pequeño volcán y en el centro, ponemos la manteca (o el aceite), la sal y media cucharada de té de bicarbonato.

  • Comenzamos a amasar y añadimos el agua poco a poco hasta tener un compuesto sólido y homogéneo.

  • Dejar reposar la masa

    Cuando tenemos la masa bien hecha, hacemos una bola, la tapamos con un trapo y la dejamos reposar 30 minutos.

  • Una vez pasado el tiempo, cortamos nuestra masa en ocho porciones iguales y las amasamos para dar forma de bola.

  • Cocinar la piadina

    Calentamos bien la sartén de hierro y mientras, estiramos nuestra piadina con el rodillo hasta formar un círculo de unos 25 cm de diámetro y 3 milímetros de grosor.

  • Ponemos la piadina y cocemos durante dos minutos cada lado. Durante el proceso, agujereamos la masa con un tenedor, y si salen burbujas, las pinchamos con la punta del cuchillo.

Trucos y variantes

  • La piadina se puede realizar sin manteca, sustituyéndola por aceite de semillas. Os recomiendo este tipo de aceite porque el de oliva le deja un sabor demasiado marcado.

  • Existe una versión dulce de la piadina, que se realiza con leche y azúcar o miel. En otra receta os explicaré cómo prepararla para un postre riquísimo.

Amante de la cocina de mi país, y cocinera casera desde que tengo memoria. He aprendido de mi madre y mi abuela todos los secretos de la cocina italiana

Read More

Deja un comentario

- Shopping List
x

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies